DEVOCIONALES

Predicaciones

¿ESTÁS DISFRUTANDO DE LA GRANDEZA DE DIOS?


Éxodo 15:6-7
“Tu diestra, oh Jehová, ha sido magnificada en poder; tu diestra, oh Jehová, ha quebrantado al enemigo. Y con la grandeza de tu poder has derribado a los que se levantaron contra ti. Enviaste tu ira; los consumió como a hojarasca.”


Después que salieron de la esclavitud en Egipto, los israelitas se encontraron frente a la inmensidad del Mar Rojo, mientras que a sus espaldas se divisaba el poderoso ejército egipcio con todos sus carros y caballos que se acercaba con la intención de eliminarlos. Fue entonces que el poder de Dios se manifestó, y las aguas del mar se abrieron para dejar pasar a su pueblo. Cuando los egipcios intentaron hacer lo mismo, las aguas se cerraron y todos murieron ahogados. Entonces Moisés y todo el pueblo cantaron alabanzas a Dios. El pasaje de hoy es parte de este cántico de alabanza y exaltación a la grandeza de Dios.

Lamentablemente, a pesar de la milagrosa manifestación de la grandeza del poder de Dios, el pueblo de Israel no permaneció con esta actitud de alabanza y se desvió del camino que Dios había trazado. Por eso no pudieron disfrutar de los planes que el Señor había comunicado a Moisés. Todos conocemos la historia: La generación que salió de Egipto pasó cuarenta años en el desierto, y los “de veinte años arriba” nunca entraron a la tierra prometida por su rebeldía y desobediencia, dice Números 32:11. No obedecieron la voz de Dios, e ignoraron todas las demostraciones de su poder y su grandeza, haciendo lo que ellos estimaron conveniente.

Cuando Dios encomendó a Josué la tarea de reemplazar a Moisés como líder del pueblo de Israel, para que los dirigiera en la entrada a la tierra prometida, le dijo: “Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien.” (Josué 1:8). Si queremos vivir una vida próspera y victoriosa es necesario que mantengamos nuestra mente y nuestro corazón enfocados en la palabra de Dios, meditando en ella día tras día y aplicándola a nuestras vidas. Cuando Cristo es el foco central de nuestras vidas no existe un ataque del enemigo, por grande que sea, que pueda afectar nuestras relaciones, nuestra salud o nuestras finanzas más de lo que el Señor permita. Por eso podemos vivir una vida de paz, gozo y esperanza a pesar de que tengamos que enfrentarnos a dificultades. El apóstol Juan escribió en su primera carta, refiriéndose a los espíritus malignos: “Hijitos, vosotros sois de Dios, y los habéis vencido; porque mayor es el que está en vosotros, que el que está en el mundo.” (1 Juan 4:4).

El rey David declaró en el Salmo 145:3: “Grande es Jehová, y digno de suprema alabanza; y su grandeza es inescrutable.” Es imposible para nosotros llegar a comprender la grandeza de Dios. Pero tú puedes vivir con la absoluta seguridad de que si buscas el rostro de Dios diariamente, lees su palabra, meditas en ella y pasas tiempo de oración, de alguna manera la grandeza de su poder se va a manifestar en tu vida, y“harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien”, como le aseguró el Señor a Josué. E inmediatamente añadió: “Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas.” (Josué 1:9). Josué obedeció las instrucciones de Dios y dondequiera que fue obtuvo la victoria. Tú puedes lograr lo mismo si te esfuerzas para buscar el rostro del Señor cada día de tu vida.

Cuando miramos un objeto a través de un lente de aumento, realmente no estamos cambiando el tamaño del objeto. Simplemente cambiamos nuestra percepción del objeto. De igual manera, cuando exaltamos a Dios con nuestra alabanza y adoración, lo hacemos a El más grande en nuestras vidas que todos los problemas y situaciones a las que nos enfrentamos. Alcanzar este nivel espiritual ciertamente requiere esfuerzo de tu parte. A veces no es fácil levantarse temprano, o permanecer despierto hasta tarde con el fin de pasar un tiempo con el Señor, pero es necesario que lo hagas si quieres disfrutar de la grandeza de Dios.

ORACIÓN

Mi bendito Dios, yo quiero ver y disfrutar de tu grandeza siempre, independientemente de las circunstancias que me rodeen. Ayúdame a hacer el esfuerzo de buscar tu rostro en oración y meditar en tu palabra diariamente. Te lo pido en el nombre del Señor Jesús y en el poder de tu Santo Espíritu, Amén.

Pastores Miguel y Montserrat Motta

Encuentro de jóvenes con el Espíritu, no volvera´s a ser el mismo, ¡Inscribete! porque ¡EJE está por comenzar!

La oportunidad de formarse al más alto nível, con el fin de elevar las competencias ministeriales. Conseguir un títuloes posible.

Haz un alto en camino para inspirar tu día. Porque la fe viene por escuchar el mensaje de la Palabra de Dios.

Edifiquese a través de los articulos inspirados en la Biblia, con el propósito de llevarle una enseñanza útil para su diario vivir.